martes, 21 de agosto de 2012

Enseña a tus hijos a cuidar sus útiles escolares

Ya se acerca la Temporada Escolar y todos los años es lo mismo para los padres: Preocupaciones, carreras para adquirir los artículos más baratos, largas travesías por distintos lugares para conseguir todos los artículos que buscan; en fin, gastos y estrés.

Nuestros niños van y vienen durante todo el año escolar con el morral al hombro, pero no dejan de perder, prestar y olvidar sus implementos de trabajo por donde quiera que van. Pero esto no tiene que ser necesariamente así, si enseñamos a nuestros hijos el valor de las cosas y el cuidado de ellas, porque costaron esfuerzo y dinero, ¿verdad?


Es por esto que en MegaOffice decidimos elaborarte una lista que te sea de ayuda y de guía para enseñar poco a poco a tus hijos a cuidar sus útiles escolares.
Lee con atención nuestros siguientes tips:
  • Transfiere la responsabilidad. Mientras que tú te encargas de estar al pendiente de sus cosas, tu hijo se despreocupa. Empieza por decirle que ya no vas a cuidar sus pertenencias, ni buscarlas, ni cargarlas, ni reponerlas cuando se pierden. Al comprar cada cosa, haz que tu hijo anote el precio en la lista.
  • Cuando adquieras estos materiales, al principio de curso, que sea el estudiante quien revise que la lista está completa. Intenta guardarla, porque allí irás apuntando cada cosa que vaya necesitando de nuevo, para demostrarle luego lo que haya perdido o deteriorado.
  • No le compres más de lo que necesita porque se cansará de llevar tantas cosas y terminará abandonándolas.
  • Las reglas y juegos geométricos deben ser acordes a su edad y deberían colocarse en un estuche de tapa dura para evitar que se partan.
  • Las libretas y libros deben ir bien forrados e identificados con su nombre. De esta forma evitarán confusiones o robos y les podrán diferenciar rápidamente.
  • Enseña a tu hijo a hacer un inventario. Cuando recoge su cuarto antes de dormir, ayúdale a hacer una lista de los útiles escolares que están en existencia, por ejemplo. Si estas cosas se guardan en un cajón en su cuarto, él estará al pendiente de ellas. Con lista en mano, antes de dormir, tu hijo siempre debe preparar su morral, chequeando que la tarea vaya completa y que su estuche de lápices esté listo para el siguiente día. Enseña a tu hijo a guardar su ropa cuando se la quite, por ejemplo.
  • Dale a tu hijo los medios para reponer cosas perdidas. Si él recibe “domingo” o mesada, puede pagar lo que pierde. Si no tiene nada que invertir, no tendrá nada que perder y no le importará cuidar las cosas.
  • Cada vez que pierda algo haz que intente recuperarlo y si no lo logra, debería pagarlo de alguna manera: asignándole un trabajo en casa, restándoselo de la asignación de la semana, etc. Los niños necesitan saber que, aunque sean de bajo precio, estos materiales hay que cuidarlos y utilizarlos bien.
  • No le compres todo lo que te pide. El hecho de ahorrar para conseguir algo le enseña que las cosas cuestan esfuerzo, paciencia y constancia. Va a cuidar lo que a él le cuesta, y va a ser natural que cuide su propia inversión.
  • Los morrales deben tener suficientes espacios para que se pueda colocar cada cosa en su lugar. La comida y la bebida deben ir en un compartimiento específico donde no se mezcle con los útiles escolares.
  • Vaciar el morral al finalizar cada semana y verificar la falta de material o la aparición de alguno que no le pertenezca.  Es muy común que los niños se confundan y se lleven o dejen implementos de compañeros, sin darse cuenta.
  • Usar un morral diferente al del colegio para las excursiones y paseos así como para actividades complementarias extra-escolares.
  • No le permitas rayones, dibujos, adhesivos, marcas, etc. en sus materiales escolares, ya que ésto da una imagen de desorden y suciedad.
  • Es muy importante que lleve una carpeta en la cual pueda guardar fotocopias o fichas sueltas que le den sus maestros (notificaciones para los padres o trabajo diario). Estas hojas sueltas suelen quedarse arrugadas en el fondo del morral y no ser vistas ni por los padres ni por ellos mismos a la hora de trabajarlas. Hay muchos modelos que pueden ajustarse a cada necesidad.
  • Tener un sitio fijo de trabajo en casa le permitirá hacer sus tareas en un sólo lugar y sólo allí sacar sus materiales. También tener un sólo lugar para guardar materiales de repuesto o los que no necesite llevar diariamente.
  • Sé paciente. En un momento dado, hasta tú pierdes las cosas. Cuidar lo que tienes es un hábito que se construye con la práctica. Sin embargo, ningún objeto perdido vale más que la buena relación con tus hijos. Si el proceso va mejor, entonces celebra los logros pero no te obsesiones con los errores por el camino.
Estos materiales suelen ser de bajo precio y esa es una de las razones por las cuales los vamos sustituyendo sin pensar. Realmente el problema no está en si es caro o barato, sino en el hecho de que se fomenta un desorden que se transmite a otras facetas del día a día. Por eso es muy importante que les enseñes a tus hijos la importancia de cuidar estos materiales y, sobre todo, que los utilicen adecuadamente.

Y recuerda que, en esta Temporada Escolar, todos los artículos de esa lista los consigues aquí, en nuestra Web: http://www.megaoffice.com.ve/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada